La falta de una alimentación rica en nutrientes y balanceada puede repercutir negativamente en la salud. Por tal motivo, especialistas en nutrición destacan las consecuencias de consumir alimentos con mucha sal, aditivos y azúcar, como enfermedades como diabetes, obesidad e hipertensión, además de elevar el riesgo de desarrollar cáncer.
Para hacer frente a esa situación, los expertos recomiendan una ingesta elevada en nutrientes y lo más natural posible, pero sobre todo que la ciudadanía sea más consciente sobre su alimentación. teleSUR

Leave a Reply

Your email address will not be published.